cambio, educacion, escuela, tecnologia

¿Página Web o Blog para mi Centro Educativo?

El futuro con el que soñamos no es inexorable. Tenemos que hacerlo, que producirlo o no vendrá más o menos en la forma en lo que queríamos. Es muy cierto que no debemos hacerlo en forma arbitraria y sí con los materiales, con lo concreto con que disponemos y además con el proyecto, con el sueño por el que luchamos. Paulo Freire

Muchos centros educativos quisieron tener presencia en internet y con mucho esfuerzo colgaron su sitio web o página web. La información que allí se muestra es meramente institucional, mostrando al mundo una galería de lo bueno que es ser parte de esa institución.

Estas páginas webs se convirtieron en un problema para su mantenimiento y a la larga poco a poco se convirtieron en información estática sin ningún valor organizacional. Con la evolución de la web llamada 2.0, surgieron nuevas alternativas y los centros educativos tienen la opción de sustituir sus web estáticas por soluciones más dinámicas denominados blogs. Lo más interesante que los blogs más famosos son gratuitos, lo que representan un ahorro significativo, pero mucho más interesante aún, es que ofrece a la escuela un sitio donde convergen las comunicaciones (redes sociales)… un lugar más cercano a la comunidad educativa, donde se puede apreciar mejor la labor docente, las actividades y proyectos educativos, e información mucho más dinámica.

blog-684748_960_720

Actualmente la mayoría de los centros educativos no dan ese paso o por desconocimiento o por cierto temor de cercanía con los padres, comunidad…el mundo. En un sondeo con varios profesores latinoamericanos se preguntó sobre el uso de Web o Blogs en sus instituciones educativas, los resultados los podemos apreciar en la siguiente infografía, con resultados sorprendentes:

También existe la opción de que el colegio pueda mantener ambas propuestas Web+Blogs, en lo que denominamos CMS (del inglés Content Management System).

 


Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 4.0 Internacional
Relaciones Humanas

Déficit de Atención. ¿Acaso todos sufrimos de ello?

En la actualidad muchas personas sufren de complicaciones por déficit de atención. Quizás porque la sociedad nos intoxica a cada momento con tantos mensajes de texto, propaganda e información, con tantos datos que nuestro cerebro se sobrecalienta (por así decirlo).

“Nunca el ser humano había estado sometido a tanta distracción inútil. Por eso la atención es un bien tan escaso” (El Líder que no tenía cargo, Robin Sharma 2010).

Parecemos máquinas, procesando tanta información, que no tenemos la dedicación para escuchar por completo el mensaje del emisor con quien entablamos una conversación, ¿y crees que nuestro interlocutor no se da cuenta?.

Como es sabido, lo que más anhela la gente, es el deseo de ser escuchado y entendido. Desde muy niños tenemos esa necesidad y la gran mayoría quiere compartir al mundo esas ideas y nuestros puntos de vista.

Ahora, ¿Qué pasa cuando alguien tiene la delicadeza de prestarnos atención sincera?, pues, nuestro aprecio y respeto aumentan por ese ser humano.

Aunque suene a tiempos medievales, “Escuchar es uno de los actos más valientes y poco comunes de las personas”, y más de las personas que dirigen a otras.

En un letrero muy pequeño a la entrada del templo donde asisto desde temprana edad se expresa: “En el silencio se escucha la voz de Dios”. Y es cierto, nos cuesta hacer una pausa para escuchar lo que realmente es importante.

He querido iniciar el blog, con esta reflexión, porque el saber inicia con un gran silencio y una constante escucha.