cine, educacion, programacion, tecnologia

Las 10 películas que debes ver si inicias el mundo de la programación

A veces el 7mo arte nos cuenta historias fascinantes de situaciones que pueden ocurrirnos diariamente. Como docente quisiera aportar algunas de mis películas favoritas en cuanto acualquier persona que desee iniciarse en la programación. A continuación muestro mi Listly en el orden de mi preferencia, espero les guste:

 

https://list.ly/list/1BPB/framed?embed_type=iframe&layout=full&per_page=25

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 4.0 Internacional.
educacion, tecnologia

Importancia para el docente 3.0 de usar Twitter

Twitter es una de las redes sociales en la que los docentes tienen un poderoso aliado, ya que permite difundir el conocimiento más allá del aula de clase y motiva el interés de los estudiantes, ya que el docente se inserta en su entorno digital.  Aunque creo que la globalización ha empujado a la mayoría de nosotros los docentes a su utilización para permanecer conectados con nuestros estudiantes incluso después de culminado el curso o asignatura. Así, si eres docente y permaneces escéptico de la herramienta, te invito a leer lo expuesto por Jordi Martí en su artículo “Introduciendo a nuevos docentes en twitter“.

Consultando la web, me conseguí con unas buenas ideas de Juan Carlos López (2011), para el uso docente de twitter:

  • Seguir portales y personas que constantemente aportan información sobre temas educativos.
  • Compartir con estudiantes y otros colegas recursos, propios o, publicados en la Web.
  • Con twitter cualquier docente puede crear una comunidad o grupo alrededor de asuntos particulares y puede agrupar temas categorizarizándolos con # hashtags para que puedan ser consultados más fácilmente. Por ejemplo: #introduccionPROG_UDOANZ.
  • Crear listas de estudiantes para agruparlos por grados o seciones y así facilitar el seguimiento a todos los que conforman un grado o sección. Además, los docentes pueden tener una URL para cada lista o tema de interés y compartirla con los estudiantes.
  • Expandir los proyectos de clase fuera del espacio y tiempo del centro educativo. Permitir a los estudiantes ingresar a un universo más amplio en el que la ubicuidad manifieste su verdadero valor.
  • Terminada una clase, el docente, a través de Twitter, puede publicar los conceptos más importantes para que sus alumnos reflexionen, aporten información y con ella, elaboren productos referentes a la temática propuesta por este. Para agrupar los conceptos vistos en clase, estos se deben categorizar con # “hashtag). Por ejemplo, #célula, #estadística, #factorización.
  • Antes de iniciar un tema, formular a los estudiantes preguntas sobre este. Twitter es ideal para determinar conocimientos previos sobre un tema.
  • Antes de un examen, enviar algunas preguntas para que los estudiantes las respondan. De esta manera ayudará a fijar conceptos y a construir, entre todos, un resumen colaborativo con las ideas más importantes del tema a evaluar.
  • Retroalimentar los aportes de los estudiantes. Esto se puede individualizar utilizando el signo @ (@NombreEstudiante).
  • Distribuir tareas a los estudiantes de una clase o recordarles las pendientes. Utilizar listas contribuye a este fin.
  • Diseminar o distribuir información y contenidos de valor educativo. Por ejemplo, materiales en línea adicionales a los utilizados en la clase, resultados de investigaciones, páginas Web pertinentes para un tema, criterios para resolver un problema, etc.

Siguiendo con López(2010), a continuación se presenta algunas opciones didácticas para los estudiantes:

  • Formular preguntas sobre un tema de estudio para obtener varias respuestas por parte de docentes o compañeros de clase. Si alguien aporta una respuesta errónea o inexacta, pronto aparecerá otra que la aclare o precise.
  • Realizar reuniones “virtuales” con compañeros de clase desde cualquier lugar y en cualquier momento para hacer tareas colaborativas; siempre y cuando los estudiantes del mismo curso dispongan de una conexión permanente a Internet mediante el computador o el teléfono móvil (celular).
  • Reportar el estado de una tarea/consigna que debe realizarse de manera colaborativa. Por ejemplo: los datos que se van encontrando en un experimento; los resultados de una encuesta; los argumentos o posiciones planteadas en un debate, etc. Todos los estudiantes de una clase se mantienen informados por este medio.
  • Compartir con docentes y otros compañeros recursos, descubiertos o propios, publicados en la Web: : Imágenes (Flickr), videos (Youtube), documentos (Calameo), presentaciones (SlideShare), archivos (MediaFire), etc [I].
  • Conformar una comunidad o grupo virtual en el que se compartan intereses comunes (música, ecología, uso del lenguaje, matemáticas, biología, etc).
  • Practicar un idioma extranjero mediante la comunicación con hablantes nativos de ese idioma, localizados a través de Twitter

¿Dudas todavía?

La siguiente infografía puede mostrarte otra visión pero en el mismo orden de las ideas contempladas anteriormente:

c2bfcc3b3mo-integrar-twitter-en-tus-clases

Para finalizar te digo que Twitter como herramienta social, debe ser aplicado por los docentes de una manera creativa para ser aprovechado al máximo, no es fácil pero se puede.

Espero te haya servido este post donde espero los docentes aprovechen su aplicación y enriquezcan su ecosistema educativo con las TIC.

 


Licencia Creative CommonsEsta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0 Internacional.
educacion, tecnologia

¿Enseñar a Programar en la Escuela?

Lo que inició siendo una pequeña iniciativa a mediados de 2006 se está convirtiendo en un fenómeno mundial dentro del curriculum educativo. En su edición de 2014, la londinense Bett, la feria sobre tecnología educativa más importante del mundo, ha consagrado a la programación como la gran herramienta del futuro. Por ello escribiré un poco sobre enseñar a programar un sistema informático, sea éste una PC, un dispositivo inteligente o una placa Arduino, en edades cada vez más tempranas.

Steve Jobs ya profetizó la expansión de esta disciplina a nivel mundial y expresó:

“toda persona debería aprender programar porque también enseña a pensar”

Sin embargo, no sólo él ha opinado al respecto; en éste momento ya hay incontables iniciativas al respecto.

Tendencias Mundiales

En Estados Unidos, la Fundación Code.org, apoyada entre otros por Bill Gates y Mark Zuckerberg, impulsa a que los niños y niñas aprendan código desde pequeños. No para convertirse en unos genios de la computación, de la misma manera que el objetivo de aprender a sumar y restar no es ganar el Premio Nobel de Matemáticas, sino para que pasen de consumidores a creadores en la Red.

Ésta propuesta busca promover entre las escuelas, la práctica de una serie de ejercicios de programación, para los que no se requiere conocimientos previos, y que cuenta con niveles iniciales y avanzados. “Saber programar es aprender a pensar”, sostuvo Marcos Galperín, fundador de Mercado Libre, en el video promocional que incluye otras figuras como Adrián Paenza, Manuel Ginobili y Mario Pergolini, entre otros.

Hay quien llega más lejos en sus opiniones, como es el caso de Dan Crow, director tecnológico de la empresa Songkick y profesor de ciencias computacionales en la Universidad de Leeds (Reino Unido). Él asegura que “el software se está convirtiendo en un elemento fundamental en nuestras vidas” y que en el futuro “desconocer el lenguaje de las computadoras será tan grave como lo es hoy no saber las letras y los números”. Aunque esto “no quiere decir que todos futuros los puestos de trabajo vayan a requerir conocimientos de programación”, para el experto es fundamental que todos los niños “aprendan código”.

Por otro lado la BBC, lanzó en 2015 una rigurosa campaña para aprender programación en las escuelas del Reino Unido.

De la misma manera, muchos gobiernos, como por ejemplo el Español ha avanzado mucho al respecto, y nacen varias comunidades como: la Comunidad de Madrid o la Comunidad Foral de Navarra, que han decidido apostar fuerte y han incluido una asignatura de programación y robótica en sus currículums educativos. De igual manera el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte tiene un proceso de formación docente en ésta área bastante interesante en INTEF MOOC, orientada al desarrollo de competencias, especialmente las relacionadas con la colaboración en red, la gestión autónoma del aprendizaje y la participación en comunidades educativas.
En EEUU varias fuerzas políticas se unieron en el 2014 para promocionar The Hour of Code, proyecto que involucra a 33.000 escuelas de más de 150 países; y en Europa se celebra anualmente la semana de la programación. Incluso el mundo de la moda ha tenido representación de la mano de top models como Karlie Kloss, animando a niñas a aprender (#codewithkarlie). Y recientemente el gigante Microsoft se ha aliado con CoderDojo para también promocionar la enseñanza de la programación.

El informe de 2014 del Sistema de Información de Tendencias Educativas en América Latina, indica que la región es una de las más activas en cuanto a integración de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), pero está rezagada en la formación docente para su aplicación y tiene cuentas pendientes en cuanto al acceso a una educación de calidad para todos. En cualquier caso, hay muestras de creatividad e innovación,tanto en el sector privado como en el público.

Uno de ellos ocurre en Chile, especificamente en el Centro de Educación y Tecnología del Ministerio de Educación, donde desde el año 1992 se contribuye al mejoramiento de la calidad de la educación mediante la informática educativa y el desarrollo de una cultura digital. Trabaja con todos los colegios subvencionados de Chile, entregando estrategias de enseñanza con el uso de tecnología, capacitando profesores, ofreciendo talleres para estudiantes y disponibilizando recursos educativos digitales e infraestructura.

Pero, ¿cuáles son las virtudes de aprender a programar?

Innumerables estudios comprueban que ayudan a desarrollar en el entorno educativo:

  • El Pensamiento computacional.
  • La Creatividad.
  • La Excelencia.
  • La Autonomía.
  • Las Habilidades lógicas.
  • El Empoderamiento y la personalización.
  • La Gamificación.
  • La Transversalidad.

HabilidadesKids

De todas ellas como docente universitario, encuentro muy interesante el trabajo de pensamiento computacional.

El trabajo gradual de la lógica computacional desde la etapa de infantil en nuestras escuelas, nos puede dar resultados muy interesantes. Con APPS adaptadas como:
the foos.
light bot.
Fix the factory.

Los tutoriales de code.org y scratch nos pueden ayudar a incorporar la programación en nuestros alumnos.

“Programar implica definir un problema, estructurar información y seguir una estrategia para resolverlo”, describe sus bondades educativas Lourdes Barroso, presidenta de Aulablog. Y si a la programación se le suma la robótica, el ejercicio se traslada al terreno de lo físico, de lo que se puede manipular y construir. Javier Palazón, director de la revista Educación 3.0. expresa que “Programación, robótica, impresoras 3D, etcétera. Tenemos que ir hacia eso”.

Entonces ¿También tiene sentido incorporar la robótica en la clase?

robótica_niños

Sinceramente creo que el pensum de estudios debe poner al estudiante en el “centro” del aprendizaje y hacer que ellos mismos diseñen estrategias para programar robots, guiados por el profesor, pero que sean ellos mismos quienes vean el resultado final.

Una de las cosas que más me ha costado asimilar durante algunas sesiones de aprendizaje es la frase “profe, ¿está bien?”. A lo que inmediatamente le sigue un: “no se, prueba a ver si está bien”, inmediatamente los estudiantes de cualquier edad comienzan a autoevaluarse y ver ellos mismos el resultado de sus acciones.

Creo que el curriculum debería incorporar conceptos de robótica y programación, aprovechando su contenido lúdico. Confío que de aquí a no mucho, los niños fabriquen y programen sus propios juguetes, diseñados con impresoras 3D y que inventen máquinas para realizar pequeñas tareas.

Ética, Relaciones Humanas

Hablemos de Libertad

Una vez graduado de secundaria, elegí estudiar en la Universidad donde mi padre impartía clases. Durante mis estudios siempre me pregunté ¿Por qué él nunca influenció a sus colegas docentes para que fuesen condescendientes con su hijo?. Y aun más, me molestaba el hecho de que observé casos de influencias a las que fácilmente yo podía disponer, pero jamás sucedieron.

Esto siempre se lo agradeceré, ¿por qué?, pues es el motivo de esta nueva entrada al blog.

Hace pocos años el día de mi cumpleaños, él mismo me obsequió el libro “Ética para Amador” de Fernando Savater, del cual quiero compartir el siguiente extracto, para iniciar el tema de la libertad:

Las termitas, son hormigas blancas que en África levantan impresionantes hormigueros de varios metros de alto y duros como la piedra. Dado que el cuerpo de las termitas es blando (…) el hormiguero les sirve de caparazón colectivo contra ciertas hormigas enemigas, mejor armadas que ellas. Pero a veces uno de esos hormigueros se derrumba por culpa de un aguacero o de un elefante (a los elefantes les gusta rascarse la espalda contra los termiteros). En seguida, las termitas-obrero se ponen a trabajar para reconstruir su dañada fortaleza a toda prisa. Y las grandes hormigas enemigas se lanzan al asalto. Las termitas-soldado salen a defender a su tribu e intentan detener a las enemigas.

Como ni por tamaño ni por armamento pueden competir con ellas, se cuelgan de las asaltantes intentando frenar todo lo posible su marcha, mientras las feroces mandíbulas de sus asaltantes las van despedazando. Las obreras trabajan con toda celeridad y se ocupan de cerrar otra vez el termitero derruido… pero lo cierran dejando fuera a las pobres y heroicas termitas-soldado, que sacrifican sus vidas por la seguridad de las demás. ¿No merecen acaso una medalla, por lo menos? ¿No es justo decir que son valientes?

Por otro lado, en la Ilíada, Homero cuenta la historia de Héctor, el mejor guerrero de Troya, que espera a pie firme fuera de las murallas de su ciudad a Aquiles, el enfurecido campeón de los aqueos, aun sabiendo que éste es más fuerte que él y que probablemente va a matarle. Lo hace por cumplir su deber, que consiste en defender a su familia y a sus conciudadanos del terrible asaltante. Nadie duda de que Héctor es un héroe, un auténtico valiente.

Pero ¿es Héctor heroico y valiente del mismo modo que las termitas-soldado, cuya gesta millones de veces repetida ningún Homero se ha molestado en contar? ¿No hace Héctor, a fin de cuentas, lo mismo que cualquiera de las termitas anónimas? ¿Por qué nos parece su valor más auténtico y más difícil que el de los insectos?”

¿Cuál es la diferencia entre un caso y otro?

Las termitas soldados: Luchan y mueren porque tienen que hacerlo, sin poderlo remediar (como la araña que se come a la mosca).

Hector: Sale a enfrentarse con Aquiles porque quiere. Por mucha presión que los demás ejerzan él siempre podría escaparse de lo que se supone que debe hacer: no está programado para ser héroe, ningún hombre lo está.

A diferencia de las termitas, decimos que Héctor es libre y por eso admiramos su valor.

Sigue leyendo “Hablemos de Libertad”

Relaciones Humanas

Mal redondeo

Según el manual de laboratorio de física I de la Universidad de Oriente, materia en la que fui preparador docente por unos cuantos años, expresa que: “un número se puede redondear a ciertas cifras, prescindiendo de uno o más de sus últimos dígitos, cuando el primero de los dos dígitos que se desea suprimir es menor que 5, el último dígito que se mantiene no se modifica; cuando el primer dígito a suprimir es mayor o igual a 5, se aumenta en una unidad la última conservada”.

El manual también expresa que “el redondeo no debe hacerse en forma sucesiva, sino siempre con respecto a la cifra original”. El estudiante universitario entiende el concepto y lo aplica con resultados satisfactorios. Sin embargo, en la realidad parece que nos cuesta su aplicación.

A continuación se describen varios ejemplos que extraídos de la vida cotidiana del venezolano, que quizás para nuestros amigos de otros países sean un poco extraños:

  1. Al surtir de gasolina el tanque de nuestro vehículo, puede ocurrir que debamos pagar Bs. 4,15 en total (increíble!! No?) y pagamos con un billete de Bs. 5. ¿Cuánto nos devuelven?…Como usuario experto de éste país, ya usted sabe la respuesta. Pues, suceden dos cosas (u otras insólitas que usted podrá comentar en este artículo),  o “No recibes cambio” o “recibes una moneda de 0,5”, por consiguiente un mal redondeo a conveniencia. ¿Qué sucede con el resto?. Y si a usted se le ocurre reclamar estimado lector, pues será objeto del disgusto de quien lo atienda.
  2. En educación secundaria y superior ocurre otra situación. El docente al entregar la calificación definitiva es motivo en algunos casos de ganarse la marca de “descorazonado” por parte del estudiante o de su representante. Antes de continuar es necesario aclarar que la nota definitiva la conforman la calificación cuantitativa y la cualitativa, donde se evalúan las aptitudes, comportamiento entre otras.  Algunas expresiones que se escuchan son… “¿usted me va a raspar la materia con 9,3? (para evaluaciones en base a 20 puntos)”… “que malo(a) es usted, no voy a presentar examen final por “su” culpa porque tengo 3,4 (para evaluaciones universitarias en base a 10 puntos, se tiene derecho a presentar examen final si el estudiante acumula 3,5 o más)”.

Estimado lector, acaso reclamar tu derecho ¿está mal? O asumir la responsabilidad de haber sacado mala nota ¿es muy difícil?. En nuestra sociedad inversa parece que la respuesta a ambos cuestionamientos es afirmativa.

Entonces, el mal redondeo es cuestión cultural o ¿todos en el mundo lo aplican?.

Relaciones Humanas

Déficit de Atención. ¿Acaso todos sufrimos de ello?

En la actualidad muchas personas sufren de complicaciones por déficit de atención. Quizás porque la sociedad nos intoxica a cada momento con tantos mensajes de texto, propaganda e información, con tantos datos que nuestro cerebro se sobrecalienta (por así decirlo).

“Nunca el ser humano había estado sometido a tanta distracción inútil. Por eso la atención es un bien tan escaso” (El Líder que no tenía cargo, Robin Sharma 2010).

Parecemos máquinas, procesando tanta información, que no tenemos la dedicación para escuchar por completo el mensaje del emisor con quien entablamos una conversación, ¿y crees que nuestro interlocutor no se da cuenta?.

Como es sabido, lo que más anhela la gente, es el deseo de ser escuchado y entendido. Desde muy niños tenemos esa necesidad y la gran mayoría quiere compartir al mundo esas ideas y nuestros puntos de vista.

Ahora, ¿Qué pasa cuando alguien tiene la delicadeza de prestarnos atención sincera?, pues, nuestro aprecio y respeto aumentan por ese ser humano.

Aunque suene a tiempos medievales, “Escuchar es uno de los actos más valientes y poco comunes de las personas”, y más de las personas que dirigen a otras.

En un letrero muy pequeño a la entrada del templo donde asisto desde temprana edad se expresa: “En el silencio se escucha la voz de Dios”. Y es cierto, nos cuesta hacer una pausa para escuchar lo que realmente es importante.

He querido iniciar el blog, con esta reflexión, porque el saber inicia con un gran silencio y una constante escucha.